Hostal Felipe V

       

 
                    Síguenos en:

 

               

  

     

             

   


   




 

Fecha de llegada
Fecha de salida
Adultos Niños Bebés
Código de oferta especial/Código de tarifa (opcional)
anular
Reales Sitios Imprimir E-mail


 

Uno de los principales núcleos turísticos de la capital de España nos sitúa en un lugar privilegiado, el que otrora albergó una fortaleza, después el Antiguo Alcázar y finalmente el Palacio Real. Conocido por ser la residencia oficial de Su Majestad el Rey de España, lo cierto es que no habita en él. Sólo se le da un uso, además del museístico, y es el ceremonial durante actos de Estado, como encuentros diplomáticos y eventos oficiales. Los orígenes del palacio datan del siglo IX, cuando el reino musulmán de Toledo, preocupado por su defensa ante los embates cristianos, levantó una fortaleza que más tarde sería usada por los reyes de Castilla. En el siglo XVI se construyó el alcázar sobre los mismos cimientos. Un incendio en la Nochebuena de 1734 lo redujo a cenizas. No pasaría mucho tiempo hasta que Felipe V ordenó la construcción de un nuevo palacio sobre el mismo lugar.

 

 


Palacio Real de Madrid
 

 El edificio, cuyas obras se realizaron entre 1738 y 1755, se contempló con una estructura abovedada, con piedra y ladrillo, descartando el empleo de madera y materiales inflamables. Carlos III fue el primer monarca que estableció su residencia, en 1764.

 


Monasterio de las Descalzas Reales


En el centro de Madrid se ubica este monasterio fundado por doña Juana de Austria, hermana de Felipe II. Ella nació en lo que en su día fue un palacio donde residieron Carlos I e Isabel de Portugal, sus padres. Su cuerpo descansa en una capilla, con escultura orante realizada por Pompeyo Orani. El monasterio conserva un importante legado en pinturas, tapices e imaginería religiosa. El motivo lo encontramos en la gran cantidad de damas de la nobleza que, llevando consigo su ajuar, se recluían en este monasterio concebido bajo los preceptos del estilo plateresco.
 


Real Monasterio de la Encarnación
 

Del siglo XVII data este monasterio edificado por orden de Margarita de Austria, esposa de Felipe III. El proyecto se encargó a Juan Gómez de Mora, pero debido a un incendio tuvo que afrontarse un intenso proceso de reforma, que culminó en 1761. El estilo neoclásico diseñado por Ventura Rodríguez se combina con la decoración interior del Salón de Reyes, el coro, el claustro y la sacristía. José Ribera, Antonio Pereda, Lucas Jordán y Gregorio Fernández fueron algunos de los artistas escogidos para dar consistencia a la galería pictórica. Entre los escultores destacan Juan de Mena y Francisco Salzillo cuyas piezas se pueden contemplar en la Sala del Relicario, la más importante del templo. El monasterio atesora reliquias, como la ampolla con la sangre de San Pantaleón, que cada 27 de julio sufre un curioso fenómeno de licuación.
 


Palacio Real del Pardo
 

Del siglo XVII data este monasterio edificado por orden de Margarita de Austria, esposa de Felipe III. El proyecto se encargó a Juan Gómez de Mora, pero debido a un incendio tuvo que afrontarse un intenso proceso de reforma, que culminó en 1761. El estilo neoclásico diseñado por Ventura Rodríguez se combina con la decoración interior del Salón de Reyes, el coro, el claustro y la sacristía. José Ribera, Antonio Pereda, Lucas Jordán y Gregorio Fernández fueron algunos de los artistas escogidos para dar consistencia a la galería pictórica. Entre los escultores destacan Juan de Mena y Francisco Salzillo cuyas piezas se pueden contemplar en la Sala del Relicario, la más importante del templo. El monasterio atesora reliquias, como la ampolla con la sangre de San Pantaleón, que cada 27 de julio sufre un curioso fenómeno de licuación.
 


Real Sitio de San Lorenzo del Escorial
 

Durante el imperio de Felipe II este enclave madrileño fue el lugar donde se tomaban algunas de las decisiones políticas más importantes del mundo. Declarado en la actualidad monumento Patrimonio de la Humanidad, Felipe II lo disfrutó, organizando en El Escorial su palacio, la gran biblioteca y un panteón, donde dispuso el descanso de sus padres, Carlos I e Isabel de Portugal, y el de sus familiares y sucesores. El conjunto arquitectónico se completa con una gran basílica y un monasterio. La última piedra se colocó en 1584, siempre siguiendo los proyectos de Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera. El arquitecto diseñó también las Casas de Oficios, frente a la fachada norte del Monasterio, y su continuador, Francisco de Mora, la Casa de la Compaña.
La basílica alberga dos grandes cenotafios: el del fundador, Felipe II, y el de Carlos I, con sus respectivas familias, a uno y otro lado del altar mayor. Las esculturas orantes en bronce dorado son, comlas del retablo, de Pompeyo Leoni.
 


Palacio Real de Aranjuez
 

Tiene su origen en una finca de recreo que ya fue utilizada por los Reyes Católicos. El palacio actual se caracteriza por el blanco y el rojo de su fachada. Su construcción comenzó con Felipe II, que recurrió a los arquitectos de El Escorial. Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera comenzaron la tarea que culminó el equipo contratado por Fernando VI. Entre los ríos Tajo y Jarama se erige esta imponente construcción de estilo herreriano, cuyo frontal está adornada por las estatuas de los tres reyes que intervinieron en su construcción (Carlos III le añadió una gran plaza de armas). Por su belleza y maestría destaca la escalera con balaustrada de estilo rococó, obra de Bonavía, y el salón de Porcelana, que tiene sus paredes cubiertas de este material. En este palacio se expone una curiosa muestra sobre la vida en las residencias reales.
 

 

 
Hostal Felipe V - C/ Gran Vía, Nº15. 4ºD - 28013 Madrid
Teléfonos: 915 226 143 / 915 310 049 - Fax: 915 225 796 - hostalfelipev@hostalfelipev.com
 
Aviso Legal Desarrollado por: Area Innova
borde izda borde derecho